Mantenimiento de la carpintería exterior de la Estación Científica del Courel

Os invitamos a realizar un viaje a la Sierra del Courel en Lugo para ver los trabajos de mantenimiento que hemos realizado en LIGNIA de la carpintería exterior en madera de castaño de un edificio singular, se trata de la Estación Científica do Courel, perteneciente a la Universidad de Santiago de Compostela, un lugar destinado a apoyar la investigación y la docencia de todas aquellas áreas relacionadas con la montaña gallega.

El edificio se integra en el lugar empleando en el exterior materiales naturales como la piedra en sus fachadas y la madera de castaño en las carpinterías. La especie de madera empleada, la ubicación, el clima y el grado de exposición son factores fundamentales a la hora de valorar el comportamiento de la madera presente en el edificio que está expuesta al exterior y estudiar el proceso de mantenimiento que será necesario.

La madera de castaño tiene una elevada durabilidad natural por su alto contenido en taninos y su baja permeabilidad, además de una buena trabajabilidad y estabilidad dimensional. Sus propiedades naturales resulta una buena elección para los trabajos de carpintería exterior y tendrá una buena durabilidad siempre y cuando se conozcan sus características y comportamiento en el momento de su colocación y se siga un protocolo de mantenimiento a lo largo de los años para recuperar sus prestaciones en cuanto a estética y durabilidad tras la exposición a lo largo del tiempo principalmente al sol, la lluvia y la humedad ambiental.

En los trabajos de estudio previo se estudian todos estos factores y se analizan las degradaciones que ha sufrido la madera. El edificio se encuentra aislado y sus fachadas y carpinterías están fuertemente expuestas a la intemperie: degradación de los componentes de la madera, pérdida de cohesión y de masa, coloración gris-negruzca, fisuras, grietas o alabeos son algunas de las características que presenta la madera tras años de exposición especialmente las superficies más horizontales, encuentros de carpintería donde es más probable que se acumule agua y las zonas menos protegidas.

El proceso de mantenimiento y recuperación del acabo de la carpintería se inicia preparando la madera para eliminar cualquier barniz y capa exterior. Es importante que, antes de aplicar ningún producto, la madera esté seca, limpia de polvo y otras sustancias: limpieza con producto renovador y lijado prestando especial atención a las zonas más dañadas. Posteriormente se aplican tres capas: una primera mano de FONDO PROTECTOR con propiedades bloqueadoras de taninos por ser una madera con alto contenido en estos ácidos, que además tiene propiedades biocidas, una segunda mano de LASUR PROTECTOR A PORO ABIERTO CON COLOR, hidrófugo, regulador de la humedad y con gran resistencia a la intemperie, y una tercera capa de LASUR PROTECTOR INCOLORO de gran durabilidad y mayor resistencia a los rayos ultravioletas.

Todos los productos de tratamiento empleados son de CEDRIA, productos especializados en el cuidado y tratamiento de la madera. El resultado es un acabado protector biocida, con gran elasticidad que proporciona duración, hidrófugo, sin olor y resistente a la intemperie, con un gran acabado estético; además el empleo de este tipo de productos facilita un futuro mantenimiento.